jueves, 29 de octubre de 2015

MOVERSE EN LIBERTAD: DESARROLLO DE LA MOTRICIDAD GLOBAL

Llevo muchos meses pensando escribir este post. Pero iban surgiendo cosas, materiales, costuriles y de juego, ideas... y lo iba dejando.
Pero hoy lxs dos peques se han dormido a la vez, y he dedicado media horita a leer... no sabía qué coger, y he subido a la buhardilla a ver la biblioteca que tenemos y he encontrado esta maravilla que hacía tiempo que no leía.


Este libro me lo recomendaron cuando hice el curso de doula, recuerdo perfectamente a una de las mariposas que, cuando arántzazu tenía como dos meses, me preguntó: ¿has leido a Emmi Pikler? ¿sabes lo que es el movimiento en libertad? te doy gracias, mariposa M, por descubirme a Pikler, y todo lo que conllevan sus escritos.

Para empezar hay que tener en cuenta el tiempo en que época y contexto se escribió este libro, para poder mirarlo con perspectiva, teniendo en cuenta posteriores avances de la ciencia. Este libro es el resultado de años de observación y de estudio, de lo trabajado en el instituto Loczy, en Budapest, lugar que Pikler dirigió desde 1946 hasta 1979. Loczy era un lugar para bebés que necesitaban de cuidados prolongados fuera de su familia (porque se había muerto su madre, estaba enferma... etc). Pikler y lxs trabajadores del centro siempre trataron de que las niñas y niños allí criados (solían estar hasta los 3 años o incluso antes) encontrasen un hogar, y no presentasen los problemas que se han asociado históricamente a los niños y niñas que han pasado los primeros años de su vida fuera de sus familias, en insituciones (lo que ella llama aberraciones de personalidad, que suena fatal, y se refiere siemplemente a relaciones sociales superficiales incapacidad de controlar las manifestaciones emocionales, y eventualmente insuficiencia en las fucnones cognitivas y perceptivas). 

El libro es sencillo, cortito y fácil de leer. Algunas de las conclusiones que me parecen valiosas son:

-la mayor parte de la literatura médica, incluida la dirigida a madres y padres, da por hecho que en las posiciones claves del desarrollo de lxs niñxs siempre interviene el adulto. por ejemplo: a los 4 meses sabe sentarse con ayuda, a los 6 meses sabe sentarse solo...

- esta forma de entender la motricidad implica no permitir que lxs niños adquieran esos movimientos por si solxs, lo que hace que pasen gran parte del día en posiciones y con movimientos que aún no están preparados para hacer: cuando por fin dominan la posición ventral (que se les ha inducido) se les sienta y en vez de poder explorar, experimentar moverse... pasan más tiempo inmóviles tratando de dominar una posición o movimiento que su cuerpo no había previsto. Además, al principio, como no estaban preparados, sus movimientos son realizados con mala coordinación, crispaciones y tensiones. Por otro lado, sositiene que - acontrario de lo que algunos pediatras tratan de hacer ver- en estas posiciones los músculos conservan un mantenimiento defectuoso, funcionan en falso; se crispan, tensan y sin embargo otros grupos musculares se relajan y ni juegan papael alguno... lo que rompe el equilibrio natural musculatorio (por ejemplo la criatura está sentada, con la espalda hundida, en cifosis, con los problemas ulteriores q puede acarrear). Todo esto hace que siempre requieran de ayuda para hacerlo todo, y se ven inmovilizadxs, sin poder manipular, sin poder recuperar un juguete que dejan caer de sus manos... con impotencia, esperando a que el adulto les rescate.

-realmente, lxs niñxs pueden ir adquiriendo esos movimientos, y otros que la literatura médica "olvida", por si solos, sin ayuda... pero claro, parece que nosotrxs tenemos mucha prisa: "mi niño tiene 4 meses y  ya se sienta" "pues la mía con 5 ya gateaba..." (¿no os suena esta ridícula competición?)... y nos empeñamos en no respetar, aquí tampoco, sus ritmos y necesidades.
pero ¿cómo? dirán algunxs...

 
este cuadro me parece interesantelos que vienen en el libro y te presenta cómo haría un bebé toda una serie de movimientos, por su cuenta y riesgo, sin nuestra ayuda... claro que no cuando a nosotrxs nos conviene... y si observamos la fila tercera... SI!!! se pueden llegar a sentar solxs sin que nosotrxs les coloquemos así!... de una forma mucho más natural claro... y más lenta. 

-Pikler habla de no enseñar a lxs niñxs, y por enseñar se refiere a hacer o realizar regularmente al niño ciertos movimientos con objeto de que los asimile. DUrante un tiempo mś o menos largo el adulto mantiene al niño -por sí mismo o con ayuda de diversos accesorios- en posiciones aún no dominadas; le hace repetir movimientos que todavía no es capaz de ejecutar sin ayuda  o de los que no se sirve aún en su actividad cotidiana ( p. 57).

Explica que habría de ponerles tumbadxs sobre la espalada hasta que pueden por si mismxs adoptar otra posición. lxs adultxs no intervienen, lo que no quiere decir que no se establezcan relaciones de afecto y vinculos...

- para que esto sea posible no sólo tienen lxs adultxs que abstenerse de colocar a lxs niñxs, ayudarles, forzarles... sino que el espacio ha de ser propicio para ello, la ropa debe ser cómoda y permitir la libertad de movimientos, los juguetes deben de ser adecuados también.... 

No hay que coger el libro como si de una verdad eterna e inmutable se tratase... somos adultas, con capacidad crítica, y hay cosas con las q todxs estaremos más o menos de acuerdo... pero, en lineas generales, me parece un libro alltamente recomendable, de permanente actualidad... Ahora mismo sabemos, por ejemplo, de los innumerables beneficios del porteo (para la salud de ambos, para el vínculo, para un sinfín de cosas) y en el libro no se habla de ello; probablemente debido a que hablamos de una instituciñon: una nurse para cada 9 niñxs... duficil portearlosa todxs, ¿a cuál eliges? y además en esa época no se conocían los maravillosos beneficios del mismo... pero si atendemos al espíritu del libro, a la esencia... podríamos darnos cuenta de que no están para nada reñidos! O también nuestras vidas hacen imposibles algunos de los postulados de Pikler (ellxs no tenían nada dondeun bebe pudiese sentarse): nosotras utilizamos coches y las sillas de coche más seguras son a contramarcha, donde el niño va semisentado... pues no puede ser, y no puede ser! es más importante la seguridad de lx niñxs en los coches... pero la esencia se puede mantener.

Gracias a Emmi Pikler por sus estudios, por compartirlos y por arrojar un poco de luz y sentido común en una carrera de locos!


viernes, 16 de octubre de 2015

MESA SENSORIAL DIY (35 meses)

tenía pendiente este post desde antes de verano... aunque lo fui dejando, lo fui dejando... pero ya está aquí!


mesa sensorial...  por fin tenemos mesa sensorial! es algo que teníamos que haber hecho hace mucho tiempo (probablemente el año pasado) pero más vale tarde que nunca... y a Arántzazu le ha encantado. La hicimos antes de verano y ahora que está haciendo peor tiempo la esa usando bastante (la verdad es que en verano no hemos parado, nunca estábamos en casa jiji)

Nos ha salido bastante baratita porque la hemos hecho con una mesa que nos encontramos en la calle y dos cajas trofast (creo q se llaman así). Eso sí, no sirve para subirse encima porque estas mesas por dentro son de cartón (literalmente) y al cortarla para hacer los agujeros y meter las cajas se quedó muy endeble (como se puede ver en las fotos entre las dos cajas hay una pequeñísima porción de mesa jeje)

La hemos utilizado para cosas muy dispares, desde agua, hielo, agua de colores, trasbases... la tenemos en el porchecito de la casa, y así todo lo que sea de guarrear al máximo se hace ahí sin manchar la casa en exceso.

Hoy está jugando con arena que nos han traído los abuelos de la playa de Denia (muchas gracias abuelxs! no sabéis el juego que está dando). Estuvimos mirándo la kinetic sand, que tiene una pinta estupenda, pero la que encontramos nos parecía que se nos iba un poco del presupuesto en estos momentos... (aunque he visto las cosas que hace mi amiga Mar en La Luna, espacio para crecer jugando y es genial!!!)


Creo que para casa esto está muy bien, arena, un vasito con agua, unas tijeras para "cortar" las formas que hace con la arena y el agua, y el material de hacer castillos: palas, rastrillo, moldes con formas...



La verdad es que se lo está pasando genial!




 Al final hemos acabado por echar la bolsa de arena entera... a ver cómo se lo gestiona!

lunes, 5 de octubre de 2015

POR FAVOR, NO LE DIGAS A MI HIJA QUE ES UNA PRINCESA

El otro día tuve que escuchar que le decían a mi hijo (de 4 meses): "que fuerte vas a ser de mayor, vas a ser un chico muy fuerte y muy valiente", y a continuación le decían a su hermana (que estaba al lado escuchádolo todo): "y tú, qué princesita más guapa"...

 

... Sentí que la ira me inundaba...  hice de tripas corazón y le expliqué a la persona en cuestión que podían decirle a mi hija que era una niña valiente, o una niña fuerte, o una niña imaginativa... un montón de cosas (si realmente veían la necesidad de decirle algo, que tampoco la veo yo) que no fuesen eres una princesita muy guapa. Porque mi hija estaba llevándose un mensaje clarísimo, y muy peligroso!

A veces discuto con la gente sobre si el sexismo existe, me llaman trasnochada, que si viviese en otros paises tendría razón (un comentario que para mi gusto es bastante etnocéntrico y xenófobo)... Pero, dejando de lado un análisis profundo sobre este tema, me toca mucho la moral que me nieguen esto. Luego argumentan que las niñas "por naturaleza" son buenas, más presumidas, más cariñosas, cuidadoras innatas... y los niños más activos, inquietos, con otros intereses... No sé cuanto influye la genética, o la biología, que estoy segura que influyen... pero si desde que nacen están escuchando "que princesa más guapa" o simplemente "qué guapa" y ellos desde que nacen solo escuchan "que niño tan fuerte y valiente"... cuando tengan 2 años se lo han creído; el poder del discurso adulto, que crea una imagen en la mente de lxs niñxs, una imagen sobre sí mismxs que se acaban creyendo y haciendo propia.

Y es alucinante ver cómo influye todo esto en ellxs. Por mucho que tú intentes lo contrario, la sociedad entera presiona en la otra dirección. Porque, desgraciadamente, no es- como podrían pensar muchos- un comentario aislado, no. Es la abuela cada vez que la visitas, o la vecina en el ascensor, o el panadero o el cajero del supermercado... con semejante bombardeo, no me extraña que mi hija diga que es una princesa...

  
Dejemos de poner acento en que las niñas son guapas y valoremos otras cosas de ellas, para que cuando sean mayores no caigan en las trampas de esta sociedad patriarcal y capitalista, que hace del culto al cuerpo una esclavitud más, que nos cuesta muy cara a las mujeres; dejemos de exigir a los niños que sean valientes, que sean fuertes... dejemos de etiquetar y aprendamos a observar cómo son nuestrxs hijxs para poder acompañarles, desde el respeto y amor más profundo, sin crear ni príncipes valientes ni princesas sumisas e indefensas...

Así que, por favor, no le digas a mi hija que es una princesa


jueves, 1 de octubre de 2015

MATEMÁTICAS: APRENDIENDO QUÉ SON LOS NÚMEROS

El otro día una amiga que ha montado un proyecto Montessori muy chulo, Little Montessori, me mandó unos videos de algunas cosas chulas para hacer con Arántzazu... y este me pareció muy sencillo de hacer. A diferencia del video yo he hecho los números con gomaeva.

He necesitado:

- gomaeva (se puede utilizar otro material, lo ideal sería madera yo creo)
- rotulador (para marcar los números)
- judías
- bandejita para presentar el material
- recipiente para las alubias
 



Primero la presentación, le he puesto los materiales en una bandeja de madera y le he explicado en qué consiste, mostrando yo como iba sacando los números uno a uno y colocándolos en la mesa mientras decía qué número iba colocando.
He hecho números del 0 al 9 pero hoy hemos practicado solo con 5.



Después he ido colocando una judía en el 1, dos judías en el 2, tres en el 3, cuatro en el 4 y cinco en el 5. y se lo iba explicando, para que ella entienda que el 5 no es solo un símbolo, si no que quiere decir algo: que tenemos 5 objetos por ejemplo.

Conforme lo iba haciendo he empezado a pensar que a lo mejor era demasiado difícil para ella y que quizá se frustase... pero la verdad es que luego lo ha hecho ella sola entero, por supuesto sin mi ayuda, y parece que lo ha entendido...
Lo que más le costó fue ver que en el cero no había ninguna judía...


et... voila!!!! c'est fini!


y después a volver a guardar el material para la próxima vez!

La verdad es que esto me está haciendo aprender a mí un montón también, sacar tiempo para investigar, leer, buscar, ofrecerle cosas... equivocarme... gracias Arántzazu por este aprendizaje mutuo.